top of page

Las raíces maestras

Gracias por ser parte de esta nuevo espacio para compartir consciencia natural.




En esta vez, queremos platicarte sobre unas de nuestras más recientes creaciones en el taller, que se relaciona estrechamente a nuestra salud actual y la situación crítica que vivimos en temas de salud emocional y mental, que desemboca en deficiencias físicas presentes en el cuerpo.


Las tinturas ayurvédicas que trabajamos en Flor Blanca, tienen la intención de generar un balance energético en tu ser, tomando como base dos raíces orientales de grandísimo poder. La cúrcuma y el jengibre.


En el caso de la cúrcuma, es un superalimento oriental, de la misma familia del jengibre, que dentro de sus principales beneficios en el contacto humano, son poderes antiinflamatorios, es un antioxidante natural potente por lo que puede ser utilizada en compañía de otras plantas 🌱, o utilizarse en ciclos menstruales para aliviar dolores e inflamación; puede ser utilizada como un pigmento natural para ropa, y más beneficios se van encontrando conforme se ha ido incrementando su uso medicinal.



Por su parte, el jengibre es una planta maestra de oriente.

Ha sido utilizada como la principal fuente de fibra de la alimentación china, y por su amplio aporte de aminoácidos, es un potente esmiulante del sistema inmunológico. Por su arquitectura energética, y el calor que emana de ella, es una planta que estimula la desintoxicación por la sudoración, y en conclusión, podríamos decir que es un antiviral natural por el compuesto amplio de beneficios que ofrece.




 

Ahora bien, la razón que hoy nos trajo a compartir contigo este espacio, no es sólo informarte sobre los beneficios de dos plantas que deberían de estar siendo utilizadas por todos en este tiempo de salud cambiante. Bien podrías encontrar información de consultarlo en internet.


A razón de que utilices tus tinturas como "remedios vivos", queremos compartirte distintas acciones que profundizarán tu relación con las plantas, y permitirán que aprecies con claridad sus efectos sobre tu ser.




Toda comunicación de cualquier tipo, se ejercita con la práctica, por lo que si tu intención es reconocer realmente el impacto de una planta con tu estado de salud, te recomendamos dietarla, por un tiempo estable (mínimo 15-20 días), y desde una disciplina real de consumirla con consciencia y respeto. Sólo así podrás tener un marco de referencia más notable para percibir sus efectos.

Pasa que queremos recibir los beneficios lo más inmediato posible. Y en la naturaleza los ritmos no funcionan basados en la prisa.

Entonces sé paciente, que toma su tiempo crecer una planta en la tierra, y lo mismo tomará que crezca una relación entre ella contigo.


Así mismo, tu comunicación con ella depende de tus intenciones. Y más que pedir por algo que en este momento no percibas en tu ser, recomendamos que el acto de rezar preceda de la gratitud de estar aquí y ahora, y agradecer el privilegio de rodearnos de plantas poderosas y sanadoras.

Así que cuando tengas cualquier tipo de remedio que provenga de una fuente natural de energía, como el caso de las plantas, te exhortamos profundamente a conversar con ese remedio.

Escucha principalmente lo que tiene por decir, cierra tus ojos y percibe cómo tu cuerpo es tan sabio, que te preverá sobre las áreas de oportunidad que tiene la planta por sobre tu cuerpo y tu sistema en general.

Recibe la medicina de la planta por todos tus sentidos.

Obsérvala, huélela, permite que te toque; y después, podrás recibirla dentro de ti.


Pide permiso. Para tomar prestada su energía y equilibrar la propia. Pide permiso para sentir y dejar que te sientan. Para tomar un poco de consciencia, y ocupar cada vez menos de ella. Así reconocemos lo nuestro, y la sanidad que emana del corazón.


Vuelve a dar las gracias. Para que ese canal de comunicación permanezca abierto en momentos futuros que pudieras necesitarlo.


Date una vuelta por nuestras tinturas "raíces maestras", para tenerlas contigo y disponer de sus bondades cuando lo necesites.

Las puedes adquirir por paquete o individuales, la decisión es tuya.


Gracias por darte este espacio. No olvides compartirnos tus experiencias, nos interesa cultivarnos con tu testimonio.


Namasté



20 visualizaciones0 comentarios