top of page

¿Qué sucede con el flúor y las pastas dentales?

Actualizado: 12 oct 2020

Gracias por entregar tu tiempo, a leer una entrada más de este espacio de compartir palabra desde la consciencia y el corazón ❤️.


Hoy queremos platicarte sobre algo que definitivamente marcó una pauta en nuestra salud, y la decisión de ingerir o consumir distintos productos sin una idea completa de lo que contiene.

Falta cultivar el hábito de consultar la tabla de contenidos de un producto que adquirimos, o incluso pasa mucho, que no tienes ni idea de lo que significan esos ingredientes de lo que compras.


Y uno de los que más llamó nuestra atención, es el flúor, específicamente en las pastas dentales.

Hace un tiempo, leíamos que el flúor tiene efectos adversos sobre el ser humano, y la intención de hoy, es compartirte un poco de lo que hemos investigado y cómo hemos desarrollado una respuesta a eso que sentimos.


El flúor es un componente de la gran mayoría de las pastas dentales producidas del mundo, y se vende en casi cualquier lado sin previa advertencia de lo que puede suceder si consumes este elemento. El flúor es en su naturaleza, un gas, que por su alta reactividad, se trabaja en la industria de los metales, la cerámica, el vidrio, los sistemas de refrigeración y aire acondicionado, suplementos alimenticios, las superficies antiadherentes en sartenes (teflón) y las pastas dentales y los enjuagues bucales. 😬


El tema de las pastas dentales está en constante controversia, puesto que la medicina alópata ha recomendado el uso de dentríficos con añadido de flúor, basándose en la idea de que fomenta el desarrollo de calcio y previene las caries.

Y aunque el flúor es sólo flúor, está en la tierra, en el suelo, en muchas plantas, en el aire, etc.; su contacto con el agua y su uso prolongado son los motivos por lo que se puede convertir en nociva su ingesta.


¿Qué pasa con el agua y el uso prolongado?


En primer lugar, haciendo nuestra labor de investigación, nos encontramos con que el flúor tiene una alta reactividad —es decir, reacciona con mucha facilidad a otros elementos—, pero esa reactividad es sumamente violenta, cuando se trata de otros compuestos ricos en hidrógeno.

Ahora medita sobre la siguiente idea: ¿con qué te lavas la boca?

Seguramente con un poquito de agua. 💧



La conclusión es tuya.




En cuanto a nuestro estado de salud y el uso prolongado del flúor. Existen ya numerooosos estudios que hablan de las repercusiones del uso prolongado, y las que más llaman nuestra atención son las siguientes:


Daños al sistema óseo.

Se ha comprobado que el uso del flúor en periodos largos (aprox. 20 años) afecta notablemente el esqueleto del cuerpo humano, en padecimientos como la endiostosis (endurecimiento de los cartílagos), periostosis (inflamación del periostio [una capita que recubre los huesos 🦴 ]).


Fluoritis

Principalmente ocasionada por la ingesta temprana de flúor. Es un daño crónico al esmalte de tus dientes 🦷 .


Afecciones en el sistema nervioso de las personas.

Imagina tu esqueleto endureciéndose, y tu sistema dentro de él teniendo cada vez menos espacio. Se han hecho investigaciones que concluyen en que el uso del flúor por

periodos prolongados, calcifica el sistema glandular-endócrino del ser humano.


Si quieres leer más de sus impactos, te invito a consultar los enlaces añadidos al final.


El asunto es aún mayor, cuando observas que el flúor está vivo en todo, incluso en gran parte de los alimentos, plantas 🌿, medio ambiente; y su consumo es natural para el ser humano en una cantidad que respeta tu alimentación 👨🏼‍🌾, sin añadidos.


Lo que ingieres en tus alimentos es lo que necesitas, y es falso que se deba agregar a las pastas dentales u otros productos en beneficio de la producción de calcio.

En muchos lugares, incluso el consumo de agua potable está sujeta a la exposición de flúor, dejando poblaciones sumamente dañadas en temas de salud mental 🧠, padecimientos del cuerpo y sistema óseo 🦷, neuropatías, y la lista es larga.


Es curioso que el 99% de los países de la Unión Europea lo hayan prohibido, y actualmente el 95% de los países del mundo, tienen registrado al flúor como tóxico para su ingesta humana.


La decisión te pertenece a ti.



 


Ahora, este espacio promueve por sobre todas las cosas, el amor y la unidad con la tierra y nuestra naturaleza. Más que este texto sea tendencioso o busque separarte del flúor, lo que pretendemos es que adquieras un poquito de atención sobre algunos consumos que son habituales para el ser humano, como lo es el caso de la pasta dental, y que han pasado inadvertidos por mucho tiempo, repercutiendo en nuestro estado de salud.

Concluímos que el flúor no es saludable, ni su ingesta es necesaria para nuestro desarrollo. Y eso nos motivó a buscar una alternativa para poder hacer una pasta que favorezca la salud de nuestra boca, nuestro sistema respiratorio, y en consecuencia, de todo nuestro ser.


Nuestra pasta dental es una mezcla de bellezas naturales. Carbón de fibras naturales, jengibre, aceite esencial de menta, aceite de coco 🌴 ; libre de flúor o algún elemento químico que altere tu salud en general.

Aquí puedes ver nuestra pasta y pedir la tuya 👇🏽



https://www.florblancaherbolaria.com/product-page/pasta-dental-de-carbón-activo


Gracias por este tiempo compartido. Sigue respirando.

Námasté




Referencias:

https://www.lenntech.es/periodica/elementos/f.htm#ixzz6PgBqm016


https://www.elsevier.es/es-revista-neurologia-295-articulo-efectos-del-fluor-sobre-el-S0213485310003191


👀

https://www.ecoportal.net/salud/cientificos-declaran-oficialmente-el-fluoruro-fluor-como-una-neurotoxina/