top of page

Separando mis residuos. ¿Existe la basura?

Actualizado: 12 oct 2020

¿Separas tus residuos?

¿Crees en el concepto “basura”?




Hoy estamos aquí para redefinirlo. Fuimos crecidos en la consciencia de las grandes ciudades, de que todo lo que pierde su utilidad para mí, lo pierde para todos y se convierte en basura. Y eso es algo que tiene que cambiar rotundamente.

Los basureros crecen a diario, ¿cierto?. Y nos preguntamos en flor blanca, ¿cómo podemos contribuir al respecto para que esto cambie?


En primer lugar, platicándote un poquito de lo que ha funcionado para nosotros.

Separar tus residuos puede ser tan sencillo como separar lo orgánico de lo inorgánico. Tener una composta para tus desechos naturales es una verdadera opción. Eventualmente esos residuos se degradan y se convierten en oro para tus plantas. Puedes tener varias compostas; calientes, con organismos de montaña; pero si tu caso es el de vivir en una ciudad como nosotros , una composta de lombrices es la opción. Es fácil y no requiere de mucha inversión. Puedes escribirnos personalmente si deseas saber cómo tener la tuya.

Tener una gallina como roomie también es maravilloso. Se alimentan de tus desperdicios naturales, aran la tierra dejándola preparada para la siembra, y si te late el huevo, hasta te regalan uno de vez en cuando.

Ahora, ¿qué sucede con todo lo que no se biodegrada? La primer respuesta, la encontramos en consumir consciente. Ten cuidado y presta atención cada que adquieras algo nuevo, observa desde qué emoción nace ese consumo, si desde un vacío, una necesidad, un deseo, o simplemente un capricho material. Ver a las alternativas naturales que tienes a la mano, y siempre mantente cerca de la simplicidad.



Ahora, el plástico ni es feo, ni es artificial, ni tiene malicia. Eso se lo das tú.

Tiene severas ventajas el plástico como un material, pero el uso que le des es el que marca la diferencia entre un planeta con plástico como basura, o plástico como material sumamente duradero. Recicla. Lleva contigo tu envase, y sobre todo, evita plásticos de un solo uso. Tal es el caso de las bolsas, los productos envasados en plástico de higiene personal, los popotes, etc.


Separar tus consumos también aporta. Los hermanos que recogen la basura, casi siempre la mezclan toda haciendo que huela feo, y que objetos que podrían volverse a usar, simplemente se pierdan en un montón gigante y oloroso de ignorancia.

Separa cartón, plástico, ferrosos y metales, tetrapack, pet, etc. Favoreces a que los objetos encuentren más de un uso, y que se obligue a la industria a una producción respetuosa.

Nosotros los consumidores gobernamos las decisiones de la industria, pues somos los consumidores quienes empoderamos a las corporaciones con nuestras decisiones. Esta idea de que el cambio individual es poco en relación a lo que hacen las grandes corporaciones, es sólo una manifestación más de falta de consciencia e indiferencia por la situación que vive nuestro planeta.




Reflexiona sobre lo que representa para ti el concepto basura. respira profundo Lo que llegue a ti en esa breve reflexión, es sólo una idea, pues basura existe en una cantidad mínima cuando aprovecho lo que tengo en mis manos plenamente. Cada que estés a punto de tirar algo al montón que llamas “basura”, reflexiona. ¿Verdaderamente ha dejado de ser útil?, puedo darle otro uso (?). Busca opciones para usar más de una vez cada cosa que adquieras, y verás que tu creatividad es tan grande que fácilmente idearás maneras de aprovechar en múltiples ocasiones. Compártelo con los niños. Nunca es tarde. Hoy es el día. Ellos son la esperanza.

Cuéntanos tu experiencia. ¿Qué haces por cambiar e impactar en nuestra tierra?


Gracias por tu esfuerzo y tu atención. Namaste



14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo